sábado, 1 de noviembre de 2008

SUNDAY AT THE DEVIL DIRT



Isobel Campbell & Mark Lanegan. La extraña pareja ataca de nuevo. Él es feo, tiene cara de pocos amigos y fue cantante de una de las mejores bandas de rock de los noventa y lleva diez años que se meta donde se meta, todo lo que toca acaba siendo maravilloso (Soulsavers, Twilight singers, Queens of the Stone Age, Masters of reality, Gutter Twins o sus discos en solitario). Ella es preciosa, tiene cara de chica inocente y cantaba en grupo de pop que nunca me ha importado un carajo. Pero juntos llevan dos discos que son dos verdaderas joyitas. Música triste, melancólica, tranquila, ideal para disfrutar en casa saboreándola poco a poco, escuchando los mil detalles y arreglos que el disco tiene.

Es curioso porque este disco está compuesto íntegramente y producido por Isobel, pero la voz de Mark Lanegan tiene mayor protagonismo a lo largo de las doce canciones. El arranque del disco es pletórico, tres temas que podrían estar en cualquier LP de Mark Lanegan, con el acompañamiento de la dulce voz de Isobel. A partir del cuarto tema la balanza de las voces se empieza a equilibrar y nos brindan dos de los mejores canciones del disco “Who built the road” y “Come on over” que recuerdan a los duetos que grababa Nick Cave a mediados de los noventa. Preciosas. Seguimos con “Back Burner” que es un temazo en el que la voz de Mark se acompaña de unos coros gospel muy resultones, “The flame that burns” tiene una base musical muy en la onda de Tom Waits y podría servir para una buena banda sonora, “Shotgun blues” es un blues rural que parece sacada de un disco de Robert Johnson o de Charly Patton, “Keep me in mind, sweetheart”, “Something to relieve” y “Trouble” son los temas más flojos del disco, y para acabar la larga “Sally, don’t you cry” que sirve como perfecto broche de oro.

Uno de los mejores discos del año. Lástima que la última recta pierda fuelle.

Descarga:
http://rapidshare.com/files/100745966/Isobel_Campbell_
and_Mark_Lanegan__2008__Sunday_At_Devil_Dirt.rar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada